Hace ya bastantes meses que nos mudamos a Madrid y aunque ya conoces muchas cosas de mi nueva casa a través de Instagram, no ha sido hasta ahora que he podido ir terminando estancias definitivamente. Por fin llegamos a la zona principal de la casa y resolveré algunas de las cuestiones que os he ido planteando en redes como la elección de mesa de salón o el tema del reciclaje que he resuelto con Brabantia. Vamos a ver pues el diseño de mi salón y al mismo tiempo consejos sobre cómo decorar un salón pequeño.

Además de la elección de la decoración, lo más interesante es ver el planteamiento de esta estancia partiendo de la premisa de que muchos de los muebles ya lo traíamos de la casa anterior en Dublin.

Adaptar el mobiliario de una casa a otra no es tarea fácil en muchas ocasiones.

En esta concretamente, pasábamos de un salón de 30 metros cuadrados con cocina independiente a un salón de 28 metros incluyendo la cocina americana, una escalera y el recibidor.

 

decorar un salon pequeñoFoto © Home archiLAB

 

La búsqueda de nuevo piso en Madrid el verano pasado se auguraba complicada ya que en dos años que habíamos vivido en Dublin, los precios habían aumentado muchísimo.

Además con mi nueva actividad laboral en la que trabajaba desde casa y necesitaba espacio para mis proyectos DIY, no queríamos ir a un piso diminuto.

La cosa estaba difícil.

Pero entonces, cuando menos lo esperábamos, apareció este precioso ático duplex con terraza, al mismo precio que estábamos pagado dos años atrás.

 

decorar un salon pequeñoFoto © Home archiLAB

 

Te preguntarás cual es el truco, porqué a ti no te pasan estas cosas.

Pues bien, lo cierto es que no es oro todo lo que reluce. El piso tenía grandes inconvenientes también como por ejemplo el barrio, no es uno de los mejores barrios de Madrid. Aunque después de haberlo vivido estamos bastante contentos en general.

También la ausencia de sistema de calefacción de gas, y en su lugar, una bomba de calor para calefactar un salón de 5 metros de altura conectado a una buhardilla, hacía intuir que iba a ser un piso bastante frío en invierno.

Otro hándicap era la dimensión del salón. A pesar de que es muy luminoso y con gran sensación de amplitud por la doble altura que tiene, la existencia de la escalera, varias ventanas y la cocina integrada, dejaban un salón complicado de amueblar.

 

DISTRIBUCION

Nuestros muebles, comprados en la etapa anterior de Dublin, no eran pequeños y mi gran dolor de cabeza al aterrizar en la nueva casa era cómo encajar todo aquello en el nuevo salón.

 

decoración del salonFoto © Home archiLAB

 

 

Este era el diseño de nuestro salón de Dublin.

Habría que encajar todo en el esta nueva casa a excepción del baúl, que ha pasado al dormitorio como viste hace unos días, y el conjunto de lectura formado por butaca y lámpara de pie, que iría ubicado en la buhardilla-estudio.

Por tanto, los elementos con los que contaba para este nuevo salón eran:

  • Sofá de 2,30 m de largo;
  • Mesa de centro de 80×80 cm;
  • Aparador de 1,80 m;
  • Mueble de TV de 1,60 m;
  • 2 estanterías escalera de 50 cm;
  • Mesa y sillas de comedor (había que comprarlo).

 

Plantee tres opciones de distribución en base a la ubicación del sofá que era el verdadero condicionante.

OPCION 1

 

En la primera opción, la ubicación del sofá era bajo la escalera.

 

distribución de un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

La gran ventaja de esto era el aprovechamiento de la anchura total del espacio sin interrumpir el paso desde la puerta de entrada hacia la cocina y dormitorios del fondo.

 

decoración de un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

La desventaja era, por una parte que la TV quedaría justo delante de una ventana generando destellos incómodos en horas diurnas.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

Y por otra parte, las conexiones para la TV estaban situadas en la pared de la puerta de acceso, por tanto habría que llevar un cableado hasta la nueva ubicación.

 

OPCION 2

 

La segunda opción era ubicar la TV en el lugar destinado a ello, es decir, en la pared de la puerta de acceso.

Esto hacía que el sofá solo pudiera ir ubicado en perpendicular a esta, ya que de frente no dejaba espacio suficiente para pasar por su lado al estar la escalera de subida a la buhardilla.

 

distribución de un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

La ventaja era que las conexiones estaban en su sitio y quedarían ocultas, y que la zona de comer estaría más cerca de la cocina.

Pero las desventajas eran mayores, ya que la mesa de centro que teníamos no cabría frente al sofá ya que interrumpiría el paso completamente. También que el aparador, que es uno de los muebles más bonitos del conjunto, quedaría oculto bajo la escalera y demasiado junto a las estanterías – escalera.

 

salon con cocinaFoto © Home archiLAB

 

Estas estanterías solo podían ir ubicadas aquí, por su altura y porque no quedaba ninguna otra pared libre para ellas. Poner en serie, el aparador y las estanterías quedaría bastante mal estéticamente.

Aunque sinceramente, la desventaja que hizo esta opción inviable, fue que Charlie se negaba a ver la tele de lado. Él quería su sofá de frente a la tele.

 

OPCION 3

La última opción era parecida a la segunda, solo que ubicando esta vez el sofá en la pared de la puerta de acceso, y la televisión de frente a ella dividiendo las zonas de estar y comedor.

distribución de un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

La parte del comedor con la mesa, sillas y aparador era la misma, por tanto tenía era mismas ventajas y desventajas.

En cuanto a la zona de estar, aunque funcionaba bien en sí misma, no funcionaba nada bien para la circulación de la casa, ya que el sofá de casi un metro de profundidad, estrangulaba el paso en la entrada.

Otro inconveniente sería cómo ocultar o disimular la trasera de la TV que quedaría completamente vista desde el otro lado del salón, y la interrupción espacial que generaba en el centro de un espacio pequeño de por sí.

Así que esta opción estaba también descartada, quedándonos definitivamente con la primera opción que respetaba las circulaciones y la ley «televisión de frente» de mi señor marido.

Los cables los llevamos a su sitio con una regleta que sobre el rodapié blanco apenas se nota. Y para los destellos de la tele, la soluciono han sido unos estores black out (opacos) que aun están por instalar… (las cosas de palacio, van despacio).

 

CONSEJOS PARA DISTRIBUIR UN SALON PEQUEÑO

 

Te dejo unos consejos generales a la hora de amueblar un salón de pequeñas dimensiones:

  • Las mesas redondas optimizan mejor el espacio. Son cómodas para los comensales que pueden verse y hablar conjuntamente, ocupan menos espacio y hacen que las circulaciones a su alrededor sean más fáciles al ser curvas.

  Si además son extensibles como la mía, te permitirá reunir a más gente en días puntuales sin hipotecar el salón el   resto del año.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

  • Escoge muebles versátiles que puedan cumplir varias funciones como un reposapiés que sirve como mesa de apoyo o una mesa de centro que tiene espacio de almacenaje en su interior.

 

decoración de mi salon
La radio antigua de los abuelos de Charlie está junto al sofá haciendo las veces de mesa auxiliar. Foto © Home archiLAB

 

  • Selecciona las piezas necesarias e imprescindibles para que te resulte práctico. Mantener el orden y la limpieza aportará sensación de amplitud.
  • Aprovecha los rincones y la altura. Sácale partido al espacio con estanterías altas para colocar libros u objetos que no sean de uso diario. Y piensa en el diseño de algunas piezas especiales que encajen perfectamente en los rincones para no desaprovecharlos.
  • Utiliza las alfombras para delimitar áreas dentro de la estancia. En mi caso, he tenido que quitar la alfombra desde que llegó Sam a casa, pero espero poder usarla el invierno que viene en la zona de estar para delimitar claramente este uso.
  • Cuelga todo lo que pueda ser colgado. Por ejemplo la televisión o las lámparas auxiliares. Esto despejará mucho la estancia al no ocupar un lugar en el suelo.

 

decorar un salón pequeñoLámpara con cajón DIY . Foto © Home archiLAB

 

LA DECORACION Y MUEBLES

Cómo ya has visto en los planos, nada más entrar a la casa tienes una panorámica completa del salón entero y la cocina al fondo.

 

salon con cocina integradaFoto © Home archiLAB

 

La lámpara tipo cesta sobre la isla ya estaba en el piso cuando lo alquilamos y la verdad, me encanta.

Respecto a la elección de los taburetes es importante que busques unos de altura adecuada.

Generalmente los taburetes los encontrarás en altura de barra de bar, que suelen ser una altura de asiento de unos 75 cm aproximadamente. Esta altura no es adecuada para las islas de cocina que tienen la altura de la encimera que suelen estar a 90 cm del suelo.

Para la altura de encimera de cocina, tienes que buscar unos taburetes de unos 60-65 cm de altura, teniendo siempre en cuenta que entre la altura de la mesa y del asiento deben quedar unos 30 cm.

Yo buscaba unos taburetes metálicos en color negro que hiciera juego con el resto de elementos negros del salón para establecer un enlace entre este y la cocina. Los encontré en Amazon y estamos muy contentos con ellos, pues tienen el asiento acolchado y son bastante cómodas para el desayuno.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

La pequeña zona de recibidor es solo una pared de 1,50 m junto a la puerta de entrada que termina donde empieza la escalera de chapa de acero doblado.

Como no hay apenas espacio, simplemente coloqué un estante de pared de Muy mucho que apenas sobresale 15 cm y sirve para dejar las llaves.

Sobre el hay un espejo que compré en Dublin y el reloj que tengo muchos años.

 

decoración recibidor
Foto © Home archiLAB

 

A los pies del estante hay una alfombra de Natura y dos cestas que sirven para dejar paraguas y los zapatos que solemos cambiarnos al entrar en casa.

La cesta de la izquierda es de una tienda del centro de Valencia ubicada en una calle tradicional que agrupa toda la artesanía de esparto. La de la derecha es de Sklum, al igual que la que sirve de macetero a mi Ave del Paraíso, apoyada sobre el soporte con ruedas DIY que hice yo misma.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

Sobre el aparador hay una Gallery Wall de Desenio que te expliqué hace un tiempo cómo colgar sin agujeros. Esta composición sirve para disimular el aparato de climatización que de otra manera quedaría como foco de atención en esa pared.

El sofá es un clásico renovado que transformé. Era un antiguo sofá burdeos de Charlie que veías en una de las imágenes del principio y dio un cambio radical de color y forma de forma sencilla y asequible.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

La mesa y las sillas han sido una nueva adquisición ya que las que teníamos en la anterior casa las vendimos antes de volver.

La mesa extensible es la Oqui de Kavehome y no puedo estar más contenta con la elección.

Los que me seguís en Instagram, igual recordaréis que os pedí consejo para escogerla, ya que estaba entre esta y otra que no era extensible. Finalmente opté por la Oqui, que mide 1,20 m de diámetro (pueden comer hasta 6 personas perfectamente) y llega hasta 2 m.

 

elegir muebles de salonFoto © Home archiLAB

 

Las sillas son el modelo Dreaming también de Kavehome y me tienen súper enamorada.

El asiento está trenzado a mano con cuerda de poliéster y la estructura es de madera de teca maciza en acabado natural.

Son tan cómodas como bonitas.

 

amueblar un salon pequeñoFoto © Home archiLAB

 

El centro de mesa Alegro remata el conjunto. Quería un toque artesanal que no restara protagonismo a la mesa y las sillas. Este centro es perfecto con su forma irregular y acabado mate.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

En toda mi casa hay proyectos hechos por mi misma. El dormitorio es casi al completo pero en el salón hay piezas más pequeñas como la maceta hecha con cuerda y cuentas de madera.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

El comedero de Sam es uno de mis últimos proyectos DIY, hecho sin un solo tornillo.

Diseñé esta pieza para que fuera práctica cómoda para el perro, pero también para que encajara en la estética del salón.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

Me gusta combinar estas piezas hechas por mi, con otras artesanías del mundo que encuentro en los viajes, como el botijo de Extremadura, la caracola de una playa de Bahamas o el juego de té de Myanmar.

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

Como consejo final a la hora de decorar un salón o cualquier estancia, te diría que intentes huir de los conjuntos completos que hacen que la casa parezca la página 56 del catálogo de muebles de una tienda.

Lo interesante es combinar piezas distintas, que rompan la monotonía manteniendo la armonía.

En mi salón solo el aparador y el mueble de TV son parte de un conjunto de salón, el Thinh. Ambos son de Kavehome (una tienda online con la que he tenido muy buena experiencia y puedo recomendarte).

 

decorar un salón pequeñoFoto © Home archiLAB

 

El resto son piezas que no siguen la misma serie, como la mesa de centro Blackhill de Kavehome, manteniendo la madera natural y el negro como hilo conductor.

El resultado es un conjunto menos obvio, con un punto sorprendente, pero que mantiene la armonía.

 

LA COCINA

 

salon con cocina abiertaFoto © Home archiLAB

 

O más bien, mini cocina.

Es una cocina estilo americano, es decir, abierta al salón que cuenta con una pequeña isla y una bancada de 2 m.

Tuvimos que asumir el cambio radical, ya que veníamos de una cocina bastante amplia a efectos de cocinar.

 

salon con cocina abiertaFoto © Home archiLAB

 

Bueno, realmente quien lo tuvo que asumir es Charlie que es el chef oficial de mi casa.

Tiene mucha mano para la cocina y no le supone un esfuerzo sobrenatural como a mi, así que esa tarea quedó asignada casi desde el principio.

Su especialidad son las paellas y fideuás, pero eso de ensuciar poquito…. mmmm, no tanto.

Así que coloqué una alfombra vinílica para proteger el suelo de madera natural que está en toda la casa menos en los baños.

 

decorar cocina abiertaFoto © Home archiLAB

 

En zona de baldas abiertas tenemos las piezas de uso muy frecuente como vasos, tazas y cuencos.

Nos hemos tenido que acostumbrar a enjuagar cada cosa antes de utilizarlo por el polvo que puede acumular, pero lo cierto es que es cómodo tenerlo a mano.

 

reciclaje en cocina abiertaFoto © Home archiLAB

 

Llegamos a la parte que más me gusta: resolver un problema con un producto que soluciona todos los aspectos.

Hablo del reciclaje, que en una mini cocina como esta es peliagudo. Recuerdo que os plantee este dilema en mis Stories nada más llegar a la casa nueva, porque no sabía donde poner tanto cubo.

En Irlanda solo se necesitaban dos cubos ya que uno es lo que se recicla (papel, cartón y plásticos todo junto) y el otro para el resto.

Sin embargo al volver a España tuvimos que pensar en 3 cubos de nuevo (el vidrio no lo cuento porque cuando hay lo bajamos en el día).

Encajar 3 cubos en la mini-cocina abierta, de forma que lo que se vea no estropee el conjunto del salón me traía de cabeza, hasta que descubrí a Brabantia.

 

reciclaje en cocina abiertaFoto © Home archiLAB

 

El cubo Bo Touch Bin de Brabantia tiene un diseño que queda chulísimo en el salón, la bolsa queda oculta y la tapa se abre fácilmente con un toque.

 

reciclaje en cocina abierta
Foto © Home archiLAB

 

Además está elevado del suelo, por lo que limpiar es fácil y mucho más cómo de usar al no tener que agacharte.

Hay muchos colores diferentes para combinar con tu decoración o simplemente dar el toque de contraste divertido.

El que yo he escogido tiene dos cubos interiores, de 11 y 23 litros y así podemos usar el pequeño para el vidrio o para la basura orgánica que en Madrid también se separa (estamos en periodo de pruebas para decidir) y el más grande para el resto.

El reciclaje de envases y papel y cartón lo hacemos con otro sistema ideal de Brabantia, el Sort&Go.

 

solución de reciclajeFoto © Home archiLAB

 

Este sistema se integra en prácticamente cualquier mueble, independientemente de en qué sentido abren las puertas y sin sobrecargar las bisagras, de manera que es muy práctico.

Yo lo he instalado en mi cocina, que es de Ikea, en un periquete.

Al abrir la puerta, lo cubos salen.

 

reciclaje en cocina abierta
Foto © Home archiLAB

 

Hasta aqui el resultado de la decoración de mi salón con cocina integrada.

Nosotros estamos muy muy contentos con el resultado, tanto con los muebles como con la decoración y los detalles más prácticos como el reciclaje.

Espero haberte inspirado y llenado de ideas sobre todo si tienes un salón pequeño, la cocina abierta o simplemente no sabes que hacer con tantos cubos de basura.

¿Cual es la parte que más te ha gustado?