El dormitorio va tomando forma poco a poco y en gran parte ha sido gracias a la transformación del cabecero tapizado junto con las lámparas colgantes de Birmania (cuyo proceso puedes ver aquí). Con una tela y unos listones de madera conseguí cambiar totalmente el aspecto del cabecero que tenía y acercarme más al estilo que yo buscaba. Por supuesto reciclando ¡que ya sabes que me encanta! Cómo tapizar un cabecero de cama es una tarea bastante sencilla que vas a poder ver a continuación.

cabecero tapizado

El cabecero que tenía era bastante sencillo, blanco al estilo capitoné. Pero lo cierto es que me había cansado de él y me parecía bastante falto de personalidad. Eso estaba en el lado opuesto a lo que yo quiero conseguir en la decoración de mi casa.

Además tampoco me costó mucho dinero, en su día recuerdo que me costó unos 100€ y teniendo en cuenta que lo había usado 5 años realmente tampoco me daba lástima trastear con él.

No tenía una idea determinada en cuanto colores. Todo los muebles de la habitación por el momento eran blancos, así que tenía bastante libertad. Pero sí quería introducir suavidad y calidez.

cabeceros de tela

Las navidades pasadas, acompañando a mi cuñada a una mercería en Valencia pasé por al lado de esta tela aterciopelada azul cielo y tenía algo que me cautivó. En menos de 10 min estaba saliendo por la puerta de la tienda con un par de metros de tela bajo el brazo.

En ese momento eran mil dudas las que tenía: ¿le podría botones? ¿Quedaría bien ese color tan suave en contraste con la pared beige del nuevo piso de Dublín? ¿Cómo haría juego con las lámparas colgantes de bambú? Pero en el fondo estaba muy contenta con la elección porque el terciopelo es ese tipo de tela que aporta suavidad junto al color azul claro algo verdoso. Justo el tipo de calma que quería para el dormitorio. ¡Además está súper de moda!

Pero me faltaba algo de chispa y la idea acabó de encajar en mi cabeza cuando pensé en ponerle un marco de madera. Esto le daría ese punto rústico y calidez a través de la madera. Además este marco lo haría destacar sobre la pared clara y haría de hilo conductor con las lámparas de bambú.

Compré dos listones de madera de pino de 2 m de longitud y 7 x 7 cm de lado. El cabecero sobresalía más pero me gustaba esa idea para resaltar el “acolchado” y no quería hacerlo excesivamente pesado.

cabeceras cama originales

Visto de frente, necesitaba que el marco tuviera cierta entidad, si no se iba a perder la idea, por eso me fui a un perfil cuadrado.

ideas para cabeceros de cama

1- PREPARAR EL MARCO DE MADERA

El marco solo serían tres listones, los laterales y el travesaño superior, tipo “portería”. El inferior no es necesario porque no se ve y en mi caso además mi cabecero ya tenía unas patas.

Lo primero fue marcar las longitudes que necesitaba, basándome en el propio cabecero, y cortar los listones.

Usé una sierra eléctrica porque me costó bastante barata y para todos mis trasteos me venía muy bien tenerla, pero no es en absoluto necesaria. Al ser una madera blanda puedes cortarla con una sierra y algo de paciencia.

Una vez los tres listones estaban listos, los lijé bien con una lija de grano medio.

Y por último apliqué dos manos de un barniz color roble claro y dejé secar.

2- TAPIZAR EL CABECERO

Para el tapizado utilicé una grapadora para tapizar que me costó unos 10€ y que espero poder utilizar muchas más veces y unas tijeras para cortar la tela sobrante. La grapadora la puedes encontrar en cualquier tienda de bricolaje tipo Leroy Merlin, Bauhaus, Bricomart, etc.

Al ser tan grande la mejor manera que encontré de no ensuciar la tela y manipularlo bien fue poniéndolo boca abajo sobre la cama. Primero la tela con la cara buena hacia abajo y encima el cabecero boca abajo.

Una vez bien situado y dejando que solo sobre tela por un lado, fui doblando y grapando por detrás.

Hay que asegurarse bien que la tela está en todo momento tirante. Lo mejor es fijar unos cuantos puntos para tensarla en todo el perímetro y después ir rellenando con más grapas.

Esta fue la tarea más fácil y rápida y descubrí lo fácil que es tapizar solo con una herramienta de 10 €. Muy práctico para actualizar unas sillas antiguas o una butaca.

En las esquinas hay que doblarlo de manera que quede lo menos abultado posible. Como si estuvieras envolviendo un regalo pero con más exactitud.

El resultado del tapizado me dejó muy contenta por lo sencillo que fue, pero realmente fue en este momento cuando vi claro que necesitaba el marco de madera. También fue aquí cuando decidí que no le pondría botones tipo capitoné porque era lo que más me había cansado del cabecero original. Necesitaba una imagen completamente nueva.

3- ENSAMBLAR EL MARCO Y UNIRLO AL CABECERO

Para unir los tres travesaños del marco usé unas escuadras metálicas atornilladas por el interior para que no se vieran.Además lo pegué con cola.

Esta unión no es demasiado fuerte realmente, funciona porque va completamente atornillado al cabecero existente y es así como se mantiene. Pero para el proceso de montaje es suficiente.

Hubiera sido un gran plus hacer una junta macho-hembra en la madera con un diseño interesante para que quedara visto.

En el momento en qué lo hice no tenía las herramientas adecuadas y no me gusta dejar las cosas a medias, así que lo acabé de esta forma con la intención de cambiarlo algún día, porque realmente mejorará mucho el cabecero.

Usé unas escuadras más pequeñas atornilladas por el perímetro de la parte trasera del marco para unirlo al cabecero existente.

La última parte fue colocar el marco sobre el cabecero ya tapizado y atornillarlo por detrás. Realmente quedó muy sujeto.

Este es ya el nuevo cabecero, totalmente diferente al que era antes. Se aprecia como el acolchado sobre sale del marco.

Mi cabecero ya tenía unas patas de madera como ves, por tanto no me hizo falta el travesaño horizontal inferior. Esta parte quedará oculta tras la cama así que no me preocupaba demasiado.

 

Estarás pensando que igual tú no tienes un cabecero con las características del mío para poder tunear. Pues bien, esta idea se puede llevar a cabo desde cero sin problemas. Será un proceso algo más largo pero nada complicado.

Para ello  necesitarás un tablero de DM de las dimensiones que quieras de alto y del ancho que tenga la cama. En mi caso es de 1,5 x 1,2 m para que te hagas una idea. El espesor habrá de ser de 150 mm para que no se deforme y para poder atornillar en él.

Sobre el tablero pon una plancha de esponja para  hacer el acolchado. Esta deberá ser de unos 10 cm de espesor para que tenga suficiente volumen. Y ya podrás tapizarlo de la misma forma que yo lo he hecho, cubiéndolo con la tela y grapándola por la parte de atrás al tablero. Este tablero además será la base para atornillar el marco con las escuadras.

En este caso sí que deberás hacer el marco completo con 4 travesaños y si quieres incluso al travesaño inferior puedes ponerle unas patas y conseguirás más altura sin tener que hacer mas grande y pesado el cabecero propiamente dicho.

¡Imagínate las posibilidades que tiene un cabecero así dependiendo de la tela que uses y el color con el que pintes el marco!

 

Escoger los materiales y los acabados es importante para la sensación que quieras conseguir.

En mi caso el resaltar las vetas e imperfecciones de la madera y la textura del terciopelo que hace aguas según lo tocas hace que la combinación sea atractiva y cálida.

El conjunto con las lámparas de bambú que compré en Myanmar (ver DIY lámparas colgantes) queda estupendo y poco a poco voy consiguiendo personalizar el dormitorio y darle esos toques especiales que lo hagan diferente.

Si estás buscando ideas para tu dormitorio no dejes de ver esta otra idea de cabecero totalmente diferente pero también 100% personalizable y muy originalDIY Cabecero geométrico. ¡Este lo hice totalmente desde cero!

Sigo inmiscuida en la decoración del dormitorio, que ya te adelanto que excepto la cama (que es un canapé normal y corriente), ¡¡va a ser toooodo DIY!! Y sin comprar ningún mueble nuevo realmente…

Espero que estés atento para no perderte detalle. pero si quieres que yo te avise, solo déjame tu emailSuscribirse. (Prometo solo usarlo 1 vez a la semana para avisarte de los nuevos post y no cederlo a nadie más).

¿Qué te ha parecido el makeover del cabecero? ¿Crees que ha merecido la pena?