Sé que mucha gente no se atreve a tener plantas porque piensa que no tiene mano y se le van a morir. Según mi experiencia, mantenerlas sanas no es tan complicado. Simplemente hay que tener unos cuantos aspectos básicos en cuenta y sobre todo mirar a la planta, ella te dice mucho de lo que le gusta y lo que no.

Para que te animes a empezar con las plantas te traigo una lista de plantas fáciles de cuidar que no requieren demasiadas atenciones y que a cambio te darán muchas alegrías con cada nueva hoja, te lo aseguro.

Como bien dice  Nika Vintage, “El amor por la jardinería es una semilla que una vez sembrada nunca muere”.

Y yo creo que es totalmente cierto.

PAUTAS BÁSICAS SEGÚN MI EXPERIENCIA

Sin pretender dar consejos de experto, que no lo soy, simplemente quiero darte unas pinceladas de lo que yo creo que es lo básico que determina que las plantas estén bien.

Algo muy obvio es EL RIEGO. Cada planta tiene sus pautas de riego y a priori puede parecerte un lío saber qué necesita cada una y llevar ritmos diferentes de riego si tienes varias plantas.

Es cierto que esto frena mucho pero la realidad es que las plantas te piden su riego, no hay nada mejor que aprenderlo experimentando.

Si simplemente observas la planta y tocas el sustrato puedes saber si necesita ser regada. Con tener una ligera idea de si tus plantas odian o no el exceso de humedad y tenerlo en cuenta, el resto casi viene solo.

En mi caso yo tengo unas 20 plantas en casa y tengo la pauta de regarlas los domingos. Ese día prácticamente riego todas menos las que no necesitan tanta agua como los cactus, Dracaena y alguna más que solo las riego cada dos o tres semanas.

Además de esto, a mitad de semana (suelen ser miércoles o jueves) tengo una segunda pauta de riego que es echar un ojo a todas, meter el dedito en el sustrato y regar aquellas que necesitan más agua (sobre todo en verano).

Si te acostumbras a ello no cuesta nada.

Otro de los puntos clave es LA UBICACIONEs algo que he experimentado varias veces al cambiar de lugar alguna planta. Esta estaba perfectamente sana y creciendo en su ubicación inicial, pero si decido moverla porque estoy buscando la viñeta decorativa adecuada, la planta empieza a tener problemas en su nuevo emplazamiento. Por ejemplo te enseño mi Catathea antes (tiene puntas secas pero la explicación está aquí: Mis plantas a la vuelta de vacaciones) y después de moverla desde la ventana de la cocina a un mueble que esta en un lugar alejado de la ventana en el salón:

plantas fáciles de cuidar

Foto: Home archiLAB

Esto lo que significa es que a las plantas les afecta mucho la cantidad de luz, la temperatura y las corrientes, por tanto es algo muy a tener en cuenta.

Al principio puedes tener en cuenta las recomendaciones de cuidados específicos de la planta que te ayudarán a decidir dónde ponerla, pero si luego ves que no funciona, que tiene hojas amarillas, o secas o cualquier otro síntoma, prueba a buscarle otra ubicación porque este puede ser el problema.

Si lo que estás buscando es una planta para un lugar concreto de tu casa, analiza la luminosidad y características de ese lugar y busca una planta que se adapte a ello.

Esto es lo fundamental, no es tanto, ¿verdad? Controlando solo estos dos factores te aseguro que las plantas van a funcionar bien.

Esto no significa que no haya más, pero esto es lo súper importante que has de manejar al principio.

Después tendrás que añadir algunos otros detalles como:

-Quitar las hojas y flores secas para que no consuman nutrientes y recursos de la planta y permita crecer a las partes sanas. Al igual con las malas hierbas que intentarán captar nutrientes para ellas mismas.

-Añadir fertilizantes para que la planta obtenga todos los nutrientes que necesita. Puedes utilizar sustratos universales que llevan fertilizante incorporado, así te ahorras algo de trabajo.

-Transplantar a otra maceta cuando esta se quede pequeña para que las raíces no sufran. Esto pasa tras varios años, nada de lo que preocuparse inmediatamente.

En mi Monstera puedes ver un claro ejemplo de necesidad de transplante.

plantas fáciles de cuidar

Foto: Home archiLAB

plantas fáciles

Foto: Home archiLAB

Pasamos ya a la lista.

Mi recomendación en cuanto a plantas fáciles de cuidar son:

MONSTERA

plantas fáciles de cuidar

Foto: Home archiLAB

Es un arbusto tropical trepador. Hay muchísimas especies pero las más conocidas son Monstera Deliciosa, Monstera Pertusa, Monstera Oblicua y Monstera Accuminata. La que yo tengo es la Monstera Deliciosa. ¡Y además está super de moda! No puede faltar en tu casa si quieres tener una decoración de los más trendy.

Por mi propia experiencia sé que es una planta bastante fácil de cuidar.

RIEGO: Necesita un riego moderado, dejando secar el sustrato entre cada riego. En verano más o menos se riega una vez a la semana y en invierno hay que espaciar más los riegos dependiendo de lo que tarde en secar la tierra.

LUZ: Necesita claridad aunque no sol directo.

AMBIENTE: Requiere humedad, por tanto es aconsejable pulverizarla con agua regularmente sobre todo en verano. No tolera bien el calor seco así que cuidado con colocarla cerca de la calefacción en invierno. Búscale un lugar fresco en esta época.

OTROS CONSEJOS: El amarilleamiento de las hojas inferiores que posteriormente se vuelven marrones normalmente se produce en invierno por un exceso de riego. para solucionarlo, déjalo secar hasta que se recupere y mantén reducida la frecuencia de los riegos.

DRACAENA

plantas resistentesFoto: Home archiLAB

La Dracaena o Drácena es una planta muy muy fácil de cuidar y al mismo tiempo es muy llamativa por ser bastante alta.

RIEGO: Necesita poco riego pero cuando la riegues hazlo abundantemente y deja secar el sustrato hasta el próximo riego ya que un exceso puede hacer que se pudran las raíces. Como dato orientativo según Nika Vintage, se podría decir que el riego debe ser cada 10 días en verano y 20 en invierno, aunque depende del lugar de residencia, claro está.

LUZ: Al igual que la Monstera, necesita luz brillante aunque no sol directo.

AMBIENTE: Le gusta la humedad así que le va bien ser pulverizada con agua de vez en cuando.

OTROS CONSEJOS: Si observas que sus hojas se ponen marrones y la planta está lacia es porque tiene demasiada humedad. Déjala secar y reduce los riegos. Si tiene las hojas marchitas puede ser por escasez de agua. Si aparecen partes secas sobre las hojas esto indica ambiente demasiado seco. Debes pulverizarla.

HEDERA HELIX

  plantas de fácil cuidadoFoto: Home archiLAB

La Hedera helix conocida como Hiedra común, es una especie de planta trepadora de gran longitud que proviene de los bosques húmedos de Europa, África y Asia.  La Hedera helix puede llegar a alcanzar hasta más de cuarenta metros de longitud y sus hojas son de color verde intenso.

RIEGO: Necesita un riego moderado: 2 veces por semana en verano y en invierno la mitad. Lo cierto es que yo la he regado una vez a la semana también en verano, pero es cierto que el verano en Dublin es una primavera fresquita…

LUZ: Aguanta bien en lugares con poca luz pero pueden perder el colorido del jaspeado de las hojas. Yo la tengo en un lugar luminoso sin sol directo, lo cual en Dublin es fácil de conseguir, y la planta está tan feliz ¡que ha llegado al suelo!

AMBIENTE: Le viene muy bien el pulverizado de sus hojas sobre todo en verano. Pero en invierno, si está en una habitación con calefacción, pulverízala también. Como alternativa al pulverizado se puede poner la maceta sobre un plato o cuenco con una capa de guijarros mojados asegurándote que el agua no está en contacto directo con la tierra.

OTROS CONSEJOS: Añádele fertilizantes en primavera y verano cada 15 días. Yo utilizo abono líquido disuelto en el agua de riego. Para mantener los tallos fuertes de la Hiedra es bueno recortar las puntas 1 ó 2 veces al año. A la mía ya le toca…

ALOE VERA

plantas fáciles de cuidar

Foto: Home archiLAB

La Aloe Vera es conocida por todos por sus propiedades medicinales para el tratamiento de la piel o el cabello, pero además es una suculenta que aportará un punto muy exótico.

RIEGO: Regar moderadamente, prefieren la sequía al exceso de agua. Su punto débil es el exceso de agua y el frío. Yo la riego una vez al mes aproximadamente.

LUZ: Luz abundante pero no exposición directa al sol.

AMBIENTE: En el invierno protege al Aloe vera del frío ya que es su peor enemigo (no bajar de 0ºC).

OTROS CONSEJOS: Las hojas marrones quiere decir que está recibiendo demasiado sol. El aloe puede pasar largas temporadas sin agua, sobre todo en invierno. Sin embargo, cuando las hojas están delgadas y arrugadas, significa que tienen sed.

SANSEVIERIA CYLINDRICA 

plantas fáciles de cuidar

Foto: Home archiLAB

La Sanseviera es una Planta crasa o Suculenta y es la TODO TERRENO por excelencia. Una de las plantas de interior de cultivo más fácil. ¡Tiene fama de indestructible!

Tiene hojas cilíndricas, erguidas en forma de abanico, que salen del mismo cuello de la planta. Su porte es bastante inusual, por lo que resulta exótica y muy llamativa.

RIEGO: Quiere muy poco riego, una vez al mes es suficiente en invierno y cada dos semanas en verano. Comprueba que la maceta drena bien por el agujero inferior y no se acumula agua en el fondo ya que no le gusta nada la humedad.

LUZ: Con una buena iluminación crecerá mejor y tendrá mejor color aunque es muy adaptable a cualquier circunstancia.

AMBIENTE: Aunque prefiere los lugares cálidos y bien iluminados, aguanta la atmósfera seca y caliente de las habitaciones y la falta de luz. También la puedes colocar en el exterior si donde vives no hay heladas.

OTROS CONSEJOS: Lo único que no tolera es que te pases con el riego.

De las plantas que yo tengo en casa, estas cinco son sin duda las más recomendables para iniciarte, según mi propia experiencia. No van a dar mucho trabajo y son muy agradecidas.

Del resto, por lo bonitas y especiales que son destacaría el CROTON, la CALATHEA y la PILEA.

Yo personalmente no las considero plantas complicadas, pero si que acusan más la ubicación y el riego inadecuado (tampoco excesivamente). Por ser un poco más sensibles no las he incluido en la lista pero te las dejo como consideración para cuando aumentes la familia.

 

Ahora ya tienes por donde empezar.

Busca un rinconcito adecuado para ellas y hazles un hueco en tu casa porque después de que entren no querrás volver a ver tu casa sin ellas. Un poco de atención y ellas te lo agradecerán con su mejor estampa.

Por cierto, si lo que te preocupa es tus periodos de vacaciones, también hay solución: Cómo regar las plantas en vacaciones. ¡¡Stop excusas!!

Por si te aminas con ellas, como sé que querrás más, en breve te traigo la segunda parte de ese post ¡con 5 propuestas más! Sigue atento.