Decir adiós a la vacaciones es decir adiós a la playa, a la siesta, a trasnochar, a no tener horarios, a no pensar en lo que no nos gusta, volver a la rutina… Pero también es reencontrarte de nuevo con tu casa, tu cama, tu rincón favorito… y con alguien que te estaba esperando como agua de Mayo (nunca mejor dicho): ¡las plantas! En mi caso esta fue la mayor alegría de “la vuelta”. Taaantas veces que había pensado en ellas y en mi sistema de riego en vacaciones desde el exilio y ahí estaban fielmente esperándome en casa y aguantando como unas jabatas.

plantas en vacaciones

Alocasia. Foto: ©Home archiLAB

 

Recordarás que a principios de verano decidí probar el sistema de auto-riego con conos cerámicos para el periodo vacacional y del que puedes saber más aquí: Cómo regar las plantas en vacaciones.

Cómo sé que a muchos de vosotros os interesó os voy a contar si ha funcionado, ventajas, desventajas y todo aquello que a mi me hubiera gustado saber en su momento.

riego en vacaciones

Pilea peperomiodes. Foto: ©Home archiLAB

Lo primero que tengo que decir es que estoy bastante satisfecha con el resultado porque la gran mayoría de mis plantas ¡estaban vivas!

Como te contaba en aquel post, hice una prueba antes de irme para calcular cuanta agua necesitaba cada planta. Esto me dio como resultado unas cantidades que determinaban el tamaño de botella que necesitaba cada una pero en este proceso descubrí:

1- Las plantas más pequeñas quedaban empapadas de agua, por tanto, no es un sistema apto para plantas en macetas menores a 10 cm a pesar de que el producto es para macetas menores de 25 cm.

riego plantas vacaciones

Ceropegia y Monstera. Foto: ©Home archiLAB

Vista esta experiencia mi miedo pasó a ser que las plantas pudieran tener un exceso de agua, en lugar de falta de ella.

2- La tierra queda humedecida un tiempo más después de agotar el agua por tanto esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de calcular la cantidad de agua y los días que ha de cubrir el sistema de auto-riego.

Esto me llevó a la decisión de poner botellas de cantidades menores a las requeridas, en general de 500 ml a sabiendas que el agua se terminaría mucho antes de que yo volviera a casa.

También es cierto que un mes es mucho tiempo así que conté con la ayuda de un gran amigo que pasó por casa dos veces en ese periodo para comprobar que todo iba bien (y regar las más pequeñas que no tenían botella).

3- Te aconsejo este sistema para un periodo de 15-20 días máximo.

En ese tiempo es la primera vez que mi amigo fue a casa y casi todas las botellas estaban ya vacías. Seguían húmedas muchas de ellas por tanto para 15 días funciona. para más días podrías poner botellas de mayor cantidad, 1,5 L por ejemplo, pero según como sea el sustrato y lo rápido que absorba puedes acabar ahogándola.

 

riego para macetas en vacaciones

Alocasia. Foto: ©Home archiLAB

Otra decisión importante es dónde colocar las plantas.

Esta es una cuestión que les afecta en el día a día, no solo en vacaciones. Pero puede darse el caso que en tu día a día controles el sol con toldos o persianas según la hora y en vacaciones no cuentes con este factor.

4- Evitar dejar las plantas en una ubicación con sol directo porque puede quemar las hojas.

Incluso plantas que toleran la exposición al sol directo pueden sufrir quemaduras si lo reciben a través de los cristales de una ventana, ya que éstos hacen un efecto lupa.

De igual forma importante es:

5- Permitir la entrada de luz a la estancia donde esté la planta.

Si eres de los que cierra la casa a cal y canto al irte, primero cuidado con los ladrones que les estás diciendo claramente que no estás y segundo, reúne todas las plantas en una sola habitación y al menos en esta deja que entre la luz no bajando la persiana.

 

riego en vacaciones

Ceropegia. Foto: ©Home archiLAB

 

Pues bien, cuando entré en casa tras un mes fuera mis plantas estaban en general en bastante buen estado, cosa que puedes apreciar en las fotos que te voy enseñando a lo largo del post.

como regar las plantas en vacaciones

Alocasia, Peperomia y Calatea. Foto: ©Home archiLAB

Incluso muchas de ellas tenían bastantes más hojas, brotes nuevos e hijuelos.

conos de riego resultado

Alocasia. Foto: ©Home archiLAB

riego en vacaciones

Pilea peperomioides. Foto: ©Home archiLAB

conos ceramicos

Peperomia. Foto: ©Home archiLAB

¡¡Además había flores en el geranio!!

No sé a ti pero ver salir flor de una de mis plantas me provoca una sensación de entusiasmo y felicidad enormes.

riego en vacaciones

Geranio. Foto: ©Home archiLAB

Las enredaderas y hiedras habían duplicado su tamaño. Fíjate como la hiedra de la estantería ya toca el suelo.¡No sé que voy a hacer con ella!

plantas en vacacionesHiedra y geranio. Foto: ©Home archiLAB

Riego en vacaciones

Ceropegia. Foto: ©Home archiLAB

La monstera ha llevado fenomenal mi ausencia y no tiene ningún síntoma de sequedad. Además también ha duplicado su tamaño, da miedo ver lo rápido que crece.

Riego en vacaciones

Monstera. Foto: ©Home archiLAB

En la siguiente foto puedes ver como era un mes antes:

como regar las plantas en vacaciones

Monstera antes de vacaciones. Foto: ©Home archiLAB

 

Pero todo no van a ser maravillas, algunos problemitas sí que aparecieron. Por ejemplo: sequedad en algunas partes de las hojas, sobre todo en los bordes.

Esto sucedió en la Calatea, la Alocasia y leventemente en el Croton (es frecuente en plantas de hojas grandes).

regadores automaticos

Calatea. Foto: ©Home archiLAB

Hay tres posibles causas de este problema: la falta de agua, el exceso de agua y el exceso de sol.

¿CÓMO SABER SI UNA PLANTA TIENE EXCESO O FALTA DE AGUA?

Falta de agua:

  • Las hojas pierden el brillo, tienen un color apagado.
  • Se secan las puntas o los bordes.
  • Se comban o abarquillan.
  • Amarillean.
  • Se caen o se quedan lacias.

Exceso de agua:

  • Las hojas se vuelven amarillas en primer lugar.
  • Posteriormente, se caen.
  • Es posible ver podredumbre en el tallo.

Lo más probable en mi caso es que haya sucedido por falta de agua pero cierto es que algunas de las plantas aun tenían la tierra húmeda cuando llegué. Aun así la parte seca se ubicaba en las puntas y bordes y en la Alocasia se aprecia falta de brillo.

Riego en vacaciones

Alocasia. Foto: ©Home archiLAB

Otra posibilidad sería el exceso de sol (en Dublin tiene narices) pero estas plantas las dejé en el alféizar de la ventana confiando en el nublado irlandés y puede ser que los pocos momentos que les llegó el sol las quemara.

SOLUCION A BORDES SECOS

Para eliminar los daños hay quitar las partes afectadas, porque el tejido no se regenera.

En las hojas grandes corté la zona dañada con unas tijeras. Si la mancha es muy extensa habría que cortar la hoja entera. En el caso de las hojas pequeñas y numerosas se cortan los tallos más afectados dejando sólo unos 5 cm desde la base.

cuidados plantas

Alocasia. Foto: ©Home archiLAB

Además hubo dos plantas que no sobrevivieron a las vacaciones: el perejil y unas margaritas. Ambos estaban más tiesos que la mojama. That’s life!

Un índice de supervivencia de 16 sobre 18 no está nada mal, lo cual hace que sí recomiende el sistema de riego con conos. Pero, si lo usas, compra el menor de los tamaños porque va ligado a la porosidad que tiene y esta es directamente proporcional a la cantidad de agua que libera.

Espero que te haya servido de ayuda y me cuentes tu experiencia si los has usado alguna vez.