No lo puedo negar, reciclar decoración o inventarme nueva decoración reutilizando objetos que ya tenía o que no funcionan es un vicio para mi. Y es algo que quiero incitarte a descubrir con este ejemplo taaaaan sencillo.

La mayoría de gente me dice: “yo no tengo idea”, o “no tengo gracia”. Sinceramente yo te digo: déjate de excusas porque tienes una cabeza y dos manos y usar tu creatividad, que aunque no lo creas la tienes, trae grandes beneficios para la salud, ¡y sobre todo para el bolsillo!

Así que mi consejo es: antes retirar algo a la basura párate a pensar si tiene alguna parte que pueda valer. Aunque en ese momento no sepas para qué, si tienes espacio guárdalo (si tiene un mínimo de potencial claro).

Después de leer eso pensarás que tengo el síndrome de diógenes. Lo cierto es que más de una vez he cogido reliquias de la basura, peeeeero no, no llego a tal extremo.

Mi prioridad número uno es el orden en casa y para eso lo primero es la limpieza. ¿Y cómo lo hago entonces? Pues me he puesto cómo límite de almacenamiento una parte del aparador del salón en la que guardo cosas de decoración que voy cambiando entre temporadas o simplemente por variar. Lo que cabe ahí se puede quedar, lo que no, a la basura.

De este modo, tenía guardado ahí una lámpara que ya no funcionaba y que usaba en la mesilla de noche. La lámpara era táctil, sin interruptor, y se encendía tocando la base metálica. La verdad es que no sabía bien como podía arreglarla pero pensando que quizá podría usar la tulipa bola o alguna parte del mecanismo eléctrico la guardé.

decoracion reciclada

Foto: © Home archiLAB

El sábado pasado me levanté inspirada y solo con 4 cosas que tenía por casa conseguí reutilizar la tulipa como jarrón.

decoracion reciclada

Foto: © Home archiLAB

Yo soy de plantas naturales 100%, me encantan y las tengo por toda la casa como puedes ver aquí: La decoración de mi salónCambios en la decoración del salón o Resultado del riego en vacaciones.

Pero tengo un problema en el baño, y es que no tiene ventana por tanto no hay ni luz ni ventilación. Poner una planta allí sería condenarla ¡y no le haría eso a una de mis plantitas! ¡Con lo que yo las cuido!

Por eso esta solución de decoración reciclada ha sido ideal para el baño, un jarrón mono con unas hojas artificiales que aportan el toque verde que necesitaba.

En este video puedes ver como lo monté ¡en 1 minuto!

Como has visto en el video, para poder clavar las ramitas usé arena decorativa para plantas. La puedes encontrar en todos los colores en cualquier sitio que vendan decoración, incluso en Ikea.

Tienes también a continuación el paso a paso en fotos.

decorar reciclando

Foto: © Home archiLAB

decorar reciclando

Foto: © Home archiLAB

El cuenco cerámico lo compré en Sostrene Grene, donde puedes encontrar millones de cosas bonitas de ese tipo a precios muy asequibles.

Fácil, ¿no?

Ahora te toca a ti.

Por cierto, la transformación completa de mi baño está cerca, así que sigue atento al blog para no perdértela.